Batidos naturales contra la diabetes

La diabetes de tipo 2, que frecuentemente se presenta en personas mayores de 50 años, tiene una relación estrecha con los hábitos alimentarios. El exceso de azúcar en la sangre se puede combatir.

Pero se precisa de una gran fuerza de voluntad para incorporar a la dieta todos aquellos alimentos capaces de controlar y disminuir los niveles de glucosa.

Los remedios caseros para la diabetes deben complementar una dieta saludable, y no son reemplazos totales de un tratamiento médico, sino que lo acompañan y refuerzan.

De hecho, no es una mala idea compartir estas recetas con el médico a cargo, para diseñar juntos un plan de suministro.

Algunos Remedios Caseros Para La Diabetes

A la hora de modificar una dieta, la clave está en que para combatir la diabetes se debe intentar incorporar alimentos que logren lo siguiente:

  • Agilizar la digestión del azúcar, para que esta sea metabolizada.
  • Ayudar a que la poca insulina producida por el páncreas pueda cumplir su objetivo.
  • Reemplazar y evitar el azúcar, cambiándolo por otros alimentos que aporten energía.

Una buena opción de remedios caseros para la diabetes son los licuados. Se pueden consumir a toda hora y como sacian mucho pueden reemplazar a una colación o a una de las comidas del día, promoviendo una alimentación sana y completa. Estas son las opciones más atractivas:

  • Licuado de aloe vera, té verde y limón. Se logra mezclando en una licuadora el jugo de un limón, una taza de té verde frío y la pulpa de tres o cuatro hojas de aloe vera.

– Por supuesto, de deben remover las espinas y quitar las zonas duras de la piel de las hojas antes de introducirlas a la licuadora.

– Lo ideal es beberlo de inmediato, al igual que siempre que se consume jugos cítricos, pues luego de un rato de reposo pierden sus propiedades naturales.

  • Licuado de zanahoria, apio y perejil. Aunque no estemos acostumbrados a consumir licuados que no sean dulces, es una opción realmente genial, se puede condimentar y consumir, por ejemplo, a la hora de la cena. Se elabora con dos o tres zanahorias hervidas, tallo de apio y unas hojas de perejil, que debe ser fresco.

  • Licuado de chayote y piña. Para conseguirlo se debe hervir el chayote hasta que al pincharlo con un tenedor no se pueda levantar. Se deja enfriar y se lleva a la licuadora con rodajas de piña.

– Lo mejor es conservarlo en la heladera y beberlo fresco por la mañana.

– Vivir con diabetes implica renunciar a ciertos alimentos e incorporar rigurosamente otros.

Puesto que no hay una cura para lograr la normalidad en el metabolismo, los hábitos de alimentación sana que se incorporen deben ser acompañar al diabético durante toda su vida. Si se logra mantener a raya los niveles de azúcar en la sangre, se logrará vivir con más tranquilidad.

Lo ideal es probar muchas recetas y adoptar aquella que más se adapte a nuestros gustos. Consumir alguno de estos remedios caseros para la diabetes en dosis diarias puede ayudar considerablemente a la salud de un diabético.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *