Estudios confirman que la miel es muy potente contra la gripe

La miel es apreciada en todo el mundo como uno de los alimentos más deliciosos en la naturaleza, pero ¿sabía usted que también tiene potente actividad anti-gripal?

Un estudio fascinante publicado en los Archivos de Investigación Médica titulado “Efectos Virales Anti-Influenza de la Miel In Vitro: Con Potencia de Alta Actividad en la Miel de Manuka” revela que puede proporcionar una alternativa de drogas naturales como medicamentos contra la gripe, pero sin los notorios efectos secundarios asociados con esta clase de drogas que incluye Tamiflu

El estudio puso a prueba una cepa H1N1 comúnmente investigada y conocida como A/WSN/3, infectando las células del riñón con el virus canino (MDCK) Madine Darby y luego exponiéndolas a diversas formas de miel, incluyendo manuka (L. scoparium), azotaina (F Esculentum, trigo sarraceno), kanro (melaza), acacia (R. pseudo acacia) y renge (A. sinicus).

Potentes propiedades antivirales de la miel contra la Influenza

(Africa Studio/Shutterstock)

Los efectos anti virus-influenza en las muestras de miel se evaluaron dos veces cultivando células MDCK en 48 placas de cultivo e infectándolas con el virus en presencia de muestras de miel diluidas en serie.

Dos días después de la infección, las células fueron fijadas y teñidas para determinar el grado en que se impedía el efecto citopático del virus, es decir, el grado de infección de influenza causando que las células murieran y se separaran de la placa.

Los resultados del estudio fueron representados gráficamente en la figura siguiente:

Todas las muestras de miel probadas suprimieron la infección viral de manera dependiente de la dosis indicando su actividad antiviral, la miel manuka exhibió la mayor potencia.

El estudio también puso a prueba si la miel manuka es capaz de inhibir directamente el crecimiento del virus de la gripe a través de lo que se conoce como el ensayo de inhibición de placa, según se determina a través de los siguientes 4 métodos:

  • Pretratamiento de las células: Añadir manuka a las células durante 1 hora y luego lavarlas antes de la infección viral.
  • Pretratamiento del virus: Mezcla de manuka con suspensión del virus de la influenza durante 1 hora antes de la infección viral
  • Tratamiento durante la infección: Añadir manuka durante la absorción del virus durante 1 hora y posteriormente lavarla
  • Tratamiento después de la infección: Añadir manuka a gelatina de agar.

El efecto más potente se exhibió con el pretratamiento del propio virus, indicando que manuka tiene potentes propiedades de destrucción para el virus. Se observaron reducciones moderadas en los número en placa con el tratamiento de las células con la miel durante y después de la infección. El único método que no demostró una inhibición del crecimiento fue el pretratamiento de células.

Efecto sinérgico de la miel con las drogas antivirales convencionales

(Sidarta/Shutterstock)

El estudio también examinó las propiedades sinérgicas de la miel manuka en combinación con fármacos antivirales convencionales en la clase de inhibidores de la neuraminidasa conocida como Relenza (zanamivir) y Tamiflu (oseltamivir). Los investigadores comentaron:

Un uso combinado de compuestos antivirales sinérgicamente activos que tienen diferentes mecanismos de acción puede proporcionar ventajas sobre los tratamientos de un solo agente

El protocolo de placa de inhibición fue reproducido, pero esta vez los fármacos fueron añadidos a la mezcla de miel, dando como resultado que manuka aumentó significativamente la eficacia antiviral de ambos compuestos medicinales.

Cómo funciona la miel e implicaciones posteriores

(allstars/shutterstock)

En la sección de discusión del artículo, los investigadores señalaron que las actividades antivirales de las mieles comprobadas son probablemente atribuidas en parte a la presencia de una amplia gama de fitoquímicos contenidos en ellos, especialmente de ácidos fenólicos y flavonoides.

Investigaciones independientes ya han confirmado las propiedades antimicrobianas de rutin y crisin, que se encuentran en concentraciones relevantes en la mayoría de las mieles de alforfón y acacia.

La miel manuka, por el contrario, contiene un compuesto conocido como metilglioxal, que se encuentra en concentraciones aproximadas de entre 20 a 160 veces más altas que en cualquier otra miel todavía probada, y que ya han sido verificadas las propiedades antivirales contra virus de la boca y los pies.

Los autores del estudio comentaron que vivimos en un momento con necesidad urgente de nuevos medicamentos contra la gripe. Señalaron que en Japón, la gripe es resistente al Tamiflu y aumentó del 2,6% en 2007/2008 a más del 99% en 2008/2009, lo que ilustra una tendencia preocupante de aumento de resistencia a los medicamentos.

Señalan que “debido a los compuestos o extractos de plantas que exhiben actividad viral tienen amplio espectro y es posible que la actividad viral de la miel manuka sea eficaz contra los virus H5N1 y H7N9”, considerados altamente patógenos.

Los investigadores concluyeron su estudio con una nota prometedora:

“En conclusión, los resultados obtenidos mostraron que en general la miel, y en particular la miel manuka, tiene una potente actividad inhibitoria contra el virus de la influenza, demostrando un posible valor medicinal. Se necesitan más investigaciones para identificar los componentes antivirales activos en la miel manuka y para determinar sus efectos sinérgicos con los medicamentos antivirales conocidos”.

Abundan alternativas naturales contra la gripe

(Anna Om/Shutterstock)

Este estudio es uno de los cientos existentes en la actualidad sobre el papel potencial de los compuestos naturales en la prevención de la infección, y la reducción de la enfermedad y mortalidad contra la gripe. Algunas intervenciones destacadas incluyen:

Vitamina D

La exposición a la luz solar es de fundamental importancia para apoyar la inmunidad natural contra la gripe. De hecho, conocida como la “hipótesis del estímulo estacional”, la influenza estacional puede ser desencadenada cada año durante los meses de otoño e invierno (especialmente en las latitudes altas y bajas) debido a la menor disponibilidad de luz solar ya que un colapso en los factores inmunes depende de la luz solar que induce la producción de vitamina D.

Para este punto, un estudio de 2010 encontró que la simple adición de un suplemento de vitamina D es eficaz para prevenir la influenza ‘A’ estacional en los escolares, reduciendo el riesgo en un 59%.

Como resultado secundario en niños con diagnóstico previo de asma, los ataques de asma ocurrieron en 2 niños frente a 12 que no tomaron vitamina D.

También hay evidencia de que los niveles más bajos de radiación solar ultravioleta-B (y vitamina D) fueron factores contribuyentes significativos en la reducción de las tasas de letalidad de la pandemia de gripe de 1918-1919 en Estados Unidos.

(kitty/shutterstock)

 

Baya de saúco

Algo tan simple como una baya púrpura puede mejorar sus posibilidades de prevenir y combatir la influenza. Un estudio de 2004 encontró que el saúco era un tratamiento seguro y efectivo para las cepas de influenza A y B, mejorando el tiempo de recuperación en el 93,3% del grupo tratado con baya de saúco en 2 días, y dentro de los 6 días en el 91,7% del grupo de control.

Otro estudio de 2004 encontró que la baya de saúco alivia los síntomas de la gripe en un promedio de 4 días antes de recibir un placebo. La investigación celular también ha demostrado que los flavonoides del saúco se unen y previenen la infección H1N1.

Té Verde

Se ha comprobado que el consumo de té verde reduce la incidencia de infección por influenza en niños escolares japoneses. También se ha encontrado seguro y eficaz para adultos sanos (18-70) para prevenir los síntomas de la gripe y para mejorar la función de las células T.

El té verde también contiene los compuestos que inhiben los dos medios moleculares primarios por los cuales la gripe consigue entrar en la célula para infectarla.

Noticias dulces para drogas alternativas

Por último, cabe señalar que las alternativas naturales como la miel no son sólo buenos tratamientos “adyuvantes” para ayudar a que los fármacos funcionen mejor en la gripe. Lo mejor de todo, ante la tentación mirar a la miel como una “nueva droga” o “nutra-cética”, es simplemente un alimento.

Esto significa que incorporarla en la nutrición diarioa, especialmente como una alternativa al azúcar, puede ayudarle a prevenir la infección y la enfermedad sin que se entere que en primer lugar está proporcionando una mejor protección.

 

Este artículo fue publicado originalmente en www.GreenMedInfo.com.

vìa www.lagranepoca.com

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *